En la 39ª Asamblea de la UNESCO en Paris, la Secretaria de Relaciones Internacionales de CONADU, Yamile Socolovsky, participó en la presentación de un informe de la Internacional de la Educación en el marco de la celebración del XXº aniversario de las Recomendaciones de OIT y UNESCO relativas a las condiciones del trabajo docente en la educación superior, y luego en las sesiones de la Comisión de Educación de la UNESCO. Como integrante de la delegación de la Internacional de la Educación, tomó la responsabilidad de presentar una posición de los sindicatos frente al proceso de revisión del Convenio Regional de Convalidación de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior en América Latina y el Caribe, y a la preparación de un Convenio Mundial para el reconocimiento de calificaciones en educación superior.

 

En su intervención, luego de señalar la preocupación por el hecho de que la intensificación del proceso de internacionalización académica se desarrolla junto a una fuerte tendencia a la privatización y mercantilización de la educación superior, y de advertir sobre la necesidad de asegurar que esta dinámica no profundice las desigualdades que afectan a los países periféricos en el sistema académico mundial, Yamile Socolovsky demandó que los sindicatos del sector sean convocados a participar en el debate, diseño e implementación de estas políticas y programas.

Socolovsky concluyó enfatizando que: “una genuina cultura del diálogo no puede prescindir de la voz de los y las docentes para la elaboración de la política educativa, tanto a nivel nacional como a nivel global”, y denunciando que el gobierno argentino: “desprecia y procura desacreditar y silenciar la genuina representación colectiva de la docencia”.

Esta política antisindical del Gobierno argentino, que forma parte de la estrategia que procura viabilizar el ajuste, la reforma laboral y el avance del mercado sobre los derechos de los trabajadores, fue reafirmada en la Asamblea de la UNESCO por las declaraciones del Ministro Finocchiaro, quien destinó parte de su discurso oficial para acusar a los sindicatos docentes y responsabilizarlos por una inversión estatal “ineficaz” en la educación, que prometió “ordenar” con un próximo proceso de reformas.

CONADU  asume la responsabilidad de denunciar la persecusión a las organizaciones sindicales en todos los foros en los que participa, entendiendo que el ataque a las organizaciones sindicales como CTERA, es una pieza decisiva en la ofensiva antipopular del gobierno de Cambiemos.  “Haremos saber al mundo que el Estado de derecho ha sido quebrantado en nuestro país.” concluyó la secretaria de Relaciones Internacionales de CONADU.

0
0
0
s2smodern