El equipo de investigadores de Ciencias Exactas comandado por Patricia Allegretti

Investigadores de Ciencias Exactas descubrieron que el residuo de la caña de azúcar puede ser utilizado como agente descontaminante en cursos de agua. 

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata lleva adelante un proyecto para la eliminación de pesticidas y  fármacos de las aguas superficiales del Arroyo del Gato. La particularidad de este desarrollo consiste en el aprovechamiento de un residuo de la caña de azúcar –denominado bagazo- para ser utilizado como agente descontaminante en cursos de agua. 

El proyecto que se desarrolla en los laboratorios del Centro de Estudio de Compuestos Orgánicos (CEDECOR) permitirá la eliminación de los plaguicidas y fármacos mediante un tratamiento simple que consiste en la adsorción sobre bagazo de la caña de azúcar y bagazo modificado químicamente, de distintos contaminantes presentes en ríos y arroyos. 

La directora del proyecto, Patricia Allegretti, explicó “se trata de un proceso poco oneroso, ya que utiliza como insumo principal los residuos de caña que se producen en el proceso de fabricación del azúcar -los que incluso son un problema en la provincia de Tucumán-, y que podrían resultar muy efectivos como agentes descontaminantes”.

El Arroyo Del Gato es un curso de agua de la provincia de Buenos Aires que forma parte de la cuenca del río Santiago, y que a su vez es tributario del Río de La Plata. Entre los ámbitos más prominentes como generadores de contaminación que afectan el agua subterránea se destaca claramente, por su extensión, la zona de cultivos intensivos de verduras y flores.

En este ámbito, se identificaron dos tipos de contaminantes prioritarios: fertilizantes y plaguicidas (carbendazim, clorpirifós, imidacloprid, prometrina, atrazina, cimazina, cianazina, 2,4D, quinclorac, MCPA y glifosato). Al respecto, los especialistas explicaron que se trata de químicossumamente peligrosos, pues son tóxicos incluso en concentraciones muy bajas.

Allegretti detalló que “según datos suministrados por el grupo de investigación del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de la UNLP, en el mes de enero de 2015 se detectaron en las diversas zonas del arroyo elevadas cantidades de DIBP (di-isobutilftalato)”. A ello se suma otro trabajo del Centro de Investigación del Medio Ambiente de la UNLP, que reveló la presencia de fármacos en descargas de efluentes cloacales (crudos o con tratamiento primario) de zonas urbanas ubicadas sobre el margen sur del estuario del Río de la Plata.

Desde el Centro de Estudio de Compuestos Orgánicos explicaron que este proyecto explora enfoques originales, ya que hasta el momento no hay registros de la utilización del bagazo de la caña de azúcar y el bagazo derivatizado como adsorbente de pesticidas en forma masiva.

Este trabajo beneficiará directamente a la población de la zona del Arroyo Del Gato, ya que la misma se verá favorecida por el mejoramiento de la calidad del agua. Por otro lado, la provincia de Tucumán verá disminuida su problemática basada en las enormes cantidades de bagazo generadas en cada zafra, ya que el mismo podrá ser utilizado en la adsorción de contaminantes.

Si bien el trabajo está dirigido a la zona del Gran La Plata, los resultados de su ejecución podrán hacerse extensivos a otras zonas de cultivo intensivo, utilizando el adsorbente de acuerdo a los contaminantes de cada región.

El bagazo de caña de azúcar

En Tucumán se producen aproximadamente 1.400.000 toneladas de caña de azúcar, lo que equivale aproximadamente a 369.600 toneladas de bagazo por zafra. La acumulación de enormes cantidades de bagazo de caña de azúcar como un subproducto resultante de la industria del azúcar presenta un problema de difícil solución en cuanto a la eliminación de residuos, habiéndose desarrollado hasta el momento muy pocos usos comerciales para la deposición final de estas grandes cantidades de desechos que serán bien utilizados en este proyecto.

 

0
0
0
s2smodern