2018-02-19

Emplazado en el Polo Científico –Tecnológico del bosque, albergará los laboratorios de cuatro unidades de investigación y será utilizado para el dictado de clases

2018-02-192018-02-192018-02-192018-02-192018-02-192018-02-19

La Universidad Nacional de la Plata completó la construcción de un nuevo edificio de cuatro plantas para la Facultad de Ciencias Exactas que será destinado a tareas de investigación y enseñanza.  Emplazado en el corazón del mega Polo Científico –Tecnológico del denominado Bosque Este, el edificio albergará los laboratorios de cuatro unidades de investigación de esa facultad y, además, será utilizado para el dictado de clases.

Desde la secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP indicaron que sólo restan pequeños detalles para dar por terminadas las obras, y en los próximos días se instalará el equipamiento y el mobiliario. En este sentido, las autoridades de Exactas adelantaron que está previsto habilitar y poner en funcionamiento el edificio a partir del mes de marzo, en coincidencia con el inicio de las cursadas regulares en esa unidad académica.

El vicepresidente Institucional de la UNLP, Fernando Tauber, y el decano de la facultad, Carlos Naón, recorrieron las instalaciones del flamante inmueble multipropósito junto a autoridades e investigadores.

“La construcción de este nuevo edificio nos permite seguir avanzando con nuestra política de desarrollo en infraestructura orientada a la investigación” remarcó el arquitecto Tauber al tiempo que agregó: “ahora podremos relocalizar distintas áreas de investigación que funcionan en espacios no del todo adecuados y reducidos de la Facultad; siempre atendiendo a la premisa de generar las mejores condiciones de trabajo para nuestra comunidad científica. Por ello es que seguimos invirtiendo en infraestructura”. 

Los responsables de la secretaría de Obras detallaron que el edificio cuenta con una superficie de 2.315 m², y demandó una inversión de 29, 6 millones de pesos. A su vez, indicaron que el proyecto incluye una segunda etapa a futuro que permitirá duplicar la superficie cubierta del complejo.

El nuevo complejo de enseñanza e investigación aloja en planta baja 3 aulas teóricas con capacidad para 70 alumnos, sanitarios completos, y un buffet. Este espacio será destinado al dictado de clases de distintas carreras de Ciencias Exactas.

En la primera planta funcionarán 3 aulas laboratorio con servicios de apoyo específicos que, además de ser utilizadas periódicamente con fines académicos, funcionará el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIM)”.

La segunda y tercera planta, de similares características, cuentan con laboratorios de investigación asociados a gabinetes para investigadores. Allí se instalarán el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP), y el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos (LIDeB).

Durante la visita, el vicepresidente Tauber destacó la importancia de este mega proyecto, que permitirá centralizar una porción de las actividades de investigación en un sólo predio de referencia para la ciudad. Además, permitirá mudar los centros de investigación y laboratorios que hoy funcionan en las sedes de diferentes facultades, liberando así espacios que podrán ser destinados al desarrollo de actividades académicas. Asimismo, la mudanza representará un ahorro sensible en gastos de alquiler de inmuebles para sedes de laboratorios.

Crece el Polo Científico Tecnológico

Con la incorporación de este nuevo edificio, el Polo Científico Tecnológico del Bosque se consolidad como un centro de referencia que reúne la mayor concentración de unidades de investigación científica, tecnológica, de extensión y transferencia del país. El complejo está ubicado en el triángulo que dibujan la avenida 60 a 66; entre el boulevard 120 y la diagonal 113, donde funcionan las facultades –y dependencias-de Medicina, Veterinaria, Ciencias Agrarias, Periodismo y Ciencias Naturales.

Emplazado en la zona conocida como Bosque Este de la ciudad y con más de 22,5 hectáreas, el Polo Científico se caracteriza por una fuerte presencia de Laboratorios, Centros e Institutos de Investigación dependientes de la UNLP, algunos de ellos compartidos con el CONICET y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia (CIC).

Entre los edificios existentes y los que se encuentran en construcción –algunos con recursos propios de la UNLP y otros con recursos del CONICET-, suman más de 40 Unidades de Investigación instaladas en el Polo, donde trabajan cerca de 2.000 investigadores.

El funcionamiento pleno e integrado de toda esta comunidad científica permite el desarrollo de proyectos de la más alta complejidad, el uso compartido de equipamientos tecnológicos sofisticados y de alto costo, la utilización de instalaciones comunes y múltiples beneficios puestos al servicio de la ciencia y la tecnología, pero sobre todo de las necesidades que demanda el crecimiento de la región y el país.

0
0
0
s2smodern