Buscar en las noticias

Radio UNLP en vivo

Escucha Radio Universidad AM1390

Daniela Rotger, becaria postdoctoral del CONICET en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de La Plata (UNLP)聽describe el trabajo que realizaron en el marco de un Proyecto de Investigaci贸n Orientado

Expertos del CONICET y la UNLP relevaron notas period铆sticas sobre los eventos ocurridos en la regi贸n entre 1911 y 2014. Proponen una app colaborativa

Pocos meses despu茅s de la tr谩gica inundaci贸n que afect贸 a nuestra regi贸n el 2 de abril de 2013, el CONICET y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) decidieron aunar esfuerzos para, de manera conjunta y desde el saber cient铆fico, aportar a la resoluci贸n de la problem谩tica de la emergencia h铆drica. Para ello, ambas instituciones abrieron una convocatoria destinada a la realizaci贸n de una serie de Proyectos de Investigaci贸n Orientados (PIO) que ten铆an como finalidad generar conocimiento sobre el tema y proponer soluciones desde una mirada multidisciplinar. La abundante informaci贸n recopilada en el marco de las cinco iniciativas aprobadas expandi贸 su potencial de aplicaci贸n por fuera del plazo previsto de dos a帽os.

En el marco de uno de los PIO聽聽-鈥淟as inundaciones en La Plata, Berisso y Ensenada: An谩lisis de riesgos y estrategias de intervenci贸n. Hacia la construcci贸n de un observatorio ambiental鈥, dirigido por las investigadoras Alicia Ronco e Isabel L贸pez-, expertos del CONICET y la UNLP elaboraron un registro hist贸rico de inundaciones y anegamientos en la regi贸n desde comienzos del siglo XX hasta la actualidad con el objetivo de encontrar patrones comunes que dieran lugar al reconocimiento de la percepci贸n social del riesgo de inundaci贸n.

鈥淓l riesgo es un concepto complejo que articula otros subconceptos de los cuales, a su vez, emerge. Existe si est谩n presentes los componentes de peligro y vulnerabilidad鈥, contextualiza Kuanip Sanz Ressel, del Centro de Investigaciones Urbanas y Territoriales (CIUT, FAU, UNLP), y detalla: 鈥淧or ejemplo, una lluvia copiosa en una llanura deshabitada es s贸lo un fen贸meno meteorol贸gico, pero la misma precipitaci贸n sobre una poblaci贸n densa se configura como una amenaza. Lo que nosotros hicimos en la b煤squeda de esa percepci贸n social del riesgo es analizar c贸mo se 麓discutieron鈥 esos eventos en el espacio p煤blico, en este caso en un medio de circulaci贸n masiva鈥.

Los profesionales relevaron los art铆culos period铆sticos publicados en el diario El D铆a -por tratarse del m谩s antiguo y de mayor tirada a nivel regional, y por la continuidad en sus ediciones- en el per铆odo abarcado entre 1911 y 2014 para establecer qu茅 puntos de la regi贸n se inundan con mayor o menor frecuencia, la causa y magnitud de los eventos.

鈥淗abitualmente los estudios de percepci贸n se dan en poblaciones acotadas, as铆 que hacerlo a gran escala signific贸 un desaf铆o en t茅rminos conceptuales pero sobre todo metodol贸gicos al incorporar el riesgo como hecho socialmente percibido鈥, destaca Daniela Rotger, becaria postdoctoral del CONICET en el CIUT, y agrega: 鈥淟o primero que tuvimos que hacer fue un protocolo que marcara las pautas sobre las que 铆bamos a realizar el relevamiento y procesamiento de la informaci贸n. Ten铆amos los datos del per铆odo 1911-1998 gracias a un trabajo anterior que la directora del centro Isabel L贸pez hab铆a hecho en hemerotecas, es decir con los diarios en papel. Para la etapa posterior usamos la versi贸n web del medio鈥.

Los investigadores relevaron m谩s de 3.800 art铆culos referentes a inundaciones y anegamientos que luego fueron volcados en un sistema de informaci贸n geogr谩fica -un software que combina un mapa georeferenciado con tablas informativas asociadas a los distintos puntos detectados-. 鈥淐ada sitio marcado corresponde a una noticia, y all铆 detallamos algunos datos de inter茅s, como las fechas y zonas donde ocurrieron los eventos, qu茅 cantidad de evacuados y/o v铆ctimas hubo, cu谩ntos mil铆metros de agua se acumularon en las calles, y cu谩l fue la causa de la inundaci贸n, por ejemplo鈥, apunta Rotger.

鈥淟a base de datos que elaboramos tiene un fuerte componente cuantitativo鈥, subraya Mar铆a Aversa, profesional asistente de la Comisi贸n de Investigaciones Cient铆ficas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA) en el CIUT, y grafica que 鈥渆l 93 por ciento de los eventos registrados se corresponde con precipitaciones que, cuando ocurren en altas proporciones, producen el desborde de los arroyos que atraviesan las zonas urbanas, y s贸lo el 7 por ciento con las sudestadas que se dan al elevarse el nivel del R铆o de La Plata. El 83 por ciento de los casos se observan en La Plata, en tanto que Berisso y Ensenada tienen apenas el 11 y el 6 por ciento, respectivamente鈥.

鈥淒espu茅s hay otra dimensi贸n m谩s cualitativa en la que nos encontramos trabajando y donde proponemos una serie de hip贸tesis que tienen sustento porque adem谩s de haber realizado el relevamiento conocemos el territorio. Por ejemplo, sabemos que Altos de San Lorenzo es una zona inundable, pero en los registros del diario la mayor parte de las noticias tienen que ver con el casco urbano de La Plata. Podemos inferir que esto se relaciona con las posibilidades de acceso a la tecnolog铆a y con las urgencias de los vecinos: ante la inminencia de la inundaci贸n, un usuario del diario que est谩 en el centro puede captar una imagen y envi谩rsela inmediatamente por聽Whats App聽para su publicaci贸n, mientras que alguien de la periferia seguramente tiene otras prioridades a resolver en el momento鈥, puntualiza.

Los investigadores quieren que la base de datos que elaboraron se convierta pronto en 鈥渦na plataforma colaborativa鈥 en la que la sociedad pueda seguir en tiempo real la evoluci贸n de los eventos en las distintas zonas y se activen las estrategias de alerta temprana para su prevenci贸n o mitigaci贸n. 鈥淟a participaci贸n social tambi茅n puede generar conciencia acerca del grado de vulnerabilidad al que se encuentra sometido el territorio, y abrir la discusi贸n sobre la agenda urbana y las pol铆ticas de planeamiento. La situaci贸n a nivel regional no se resuelve s贸lo con obras hidr谩ulicas. Tenemos que cambiar las l贸gicas de relaci贸n con la naturaleza鈥, concluye Sanz Ressel.

0
0
0
s2smodern