Buscar en las noticias

Radio UNLP en vivo

 

Escucha Radio Universidad AM1390

Las máximas autoridades de la Universidad Nacional de La Plata recibieron en el Rectorado al joven estudiante de Ingeniería que fue injustamente detenido y encarcelado por tener en su poder hojas de coca.

En el encuentro estuvieron presentes el vicepresidente del Área Institucional de la UNLP, Marcos Actis, el secretario General, Patricio Lorente, el secretario de Extensión, Leandro Quiroga, la prosecretaria de Derechos Humanos, Verónica Cruz, y el decano de la facultad de Ingeniería, Horacio Frene.

“Yo estoy en libertad, pero mi cabeza sigue encerrada. Ahora quiero la libertad de mi mente y después ver si puedo retomar la facultad”, comenzó diciendo José Luis. Y continuó: “Sin cometer ningún delito me llevaron a Marcos Paz y en la cárcel los guardias me hacían sentir como basura, me decían que de nada me serviría estudiar y ser inteligente. Yo soy argentino, pero me siento boliviano, vivo como boliviano y me siento discriminado como boliviano” 

Durante el encuentro, del que también participaron familiares de José Luis, el vicepresidente Actis transmitió la “enorme alegría de toda la comunidad universitaria”, al tiempo que indicó que “desde la Universidad seguiremos brindando todo el apoyo –desde lo humano y desde lo académico- para que esta situación personal tan compleja no afecte el desarrollo de su carrera como estudiante”.

En la misma línea, el decano Frene expresó: “sabemos que en estos días será difícil que José Luis logre enfocarse en el estudio, por eso vamos a seguir su situación especialmente para que, cuando él decida retornar a las aulas, cuente con el total apoyo de todo nuestro plantel docente”.

Tras destacar la labor de contención hacia la familia y las gestiones realizadas ante la Justicia por la prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP, Patricio Lorente aseguró que “no podíamos hacernos los desentendidos porque, ante una situación de tamaña injusticia, toda la comunidad universitaria se sintió atacada”. Y concluyó: “desde la Universidad vemos con preocupación este tipo de situaciones que marcan la criminalización de tradiciones culturales y costumbres propias de las comunidades migrantes”.

Cabe recordar que José Luis fue detenido el pasado 25 de agosto en el barrio de Lugano, donde había ido con su madre a comprar hojas de coca para las festividades de la Virgen de Urkupiña; una práctica habitual como parte de los rituales y costumbres propios de la comunidad boliviana.

En esa circunstancia, fue interceptado por personal policial, detenido, alojado en la cárcel federal de Marcos Paz y luego procesado como coautor del delito de guarda de materia prima destinada a la producción o fabricación de estupefacientes. Permaneció más de un mes encarcelado hasta que el pasado miércoles la Justicia Federal dispuso su inmediata libertad.

Vale destacar que la detención y reclusión de José Luis Zurita Delgadillo resultaba opuesta a lo prescripto por la Ley 23.737, que en su artículo 15 dispone que “la tenencia de hojas de coca en su estado natural, destinado a la práctica del coqueo o a su empleo como infusión, no será considerada tenencia de estupefacientes”.

0
0
0
s2smodern