Imprimir

El ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, describió la situación que encontró en el Ministerio y explicó cómo es el plan de su equipo para revertir la situación de la ciencia en la Argentina.

Salarios muy bajos, menos investigadores, atrasos en los pagos a proveedores, deudas que alcanzan los $1000 millones y falta de políticas. Estos son sólo algunos de los puntos de la situación con la que se encontró el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, que, en diálogo con la Radio Pública, manifestó su preocupación por este panorama.

“Tenemos el sistema en emergencia. Los salarios son los peores de la región, tenemos becas en la línea de pobreza menos investigadores, tenemos atrasos en los pagos a proveedores, hay deudas por $1000 millones, entre equipos que se dejaron de pagar. Nos encontramos con una cooperación internacional absolutamente es articulada, desmantelada, con programas que no se han cumplido. Eso es un Ministerio que no ha tenido políticas”, indicó.

El funcionario no se mostró sorprendido por la situación heredada, pero expresó su preocupación por el panorama que debe afrontar. “Encontramos esta situación que un poco la conocíamos, después de cuatro años de estar siguiendo día a día lo que pasaba con la ciencia argentina, pero cuando te encontraás en el Ministerio y te ponés a revisar un poquito, te encontrás con temas que son muy preocupantes”, precisó.

Para revertir esta situación y levantar el Ministerio, el funcionario aseguró que lo más importante es “cambiar la percepción de nuestros jóvenes” y trazó dos ejes de trabajo.

“Estamos encarando un tema que es central, que es cambiar la percepción de nuestros jóvenes que tienen vocación científica, que están trabajando en ciencia, de que es posible hacer ciencia en el país”, señaló. “Lo más importante es poder avanzar en reconstruir esa percepción. Sacar las becas de la línea de pobreza, tenemos que lograr reflotar los ingresos que tenemos de investigadores en los distintos organismos de ciencia, tratar de que nuestros jóvenes vean que va a haber un lugar para ellos”, agregó.

A su vez, refutó la idea instalada por el gobierno anterior, que hablaba de una sobrepoblación de científicos, y remarcó la necesidad de incorporar más profesionales.

“Si esto no lo logramos cambiar, vamos a tener un futuro muy negro, porque nuestra gente va a elegir irse al exterior”, sostuvo.

Y continuó: “La segunda línea es abrir el sistema de ciencia a todo el Estado nacional, que tiene múltiples necesidades, desde la emergencia económica hasta temas relacionados con la producción y el medio ambiente”, explicó. En este sentido, el Ministro dijo que ya está trabajando con los titulares de otras carteras, como Producción y Educación, y afirma que el sistema de ciencia puede ayudar a la Argentina a salir de esta situación de emergencia.

Fuente: Radio Nacional. 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s