La casa de estudios invertirá 140 millones provenientes del Gobierno Nacional para reconvertir los antiguos galpones del ex predio del ADA en modernos laboratorios y centros de investigación.

La Universidad Nacional de La Plata invertirá los más de 140 millones de pesos provenientes del Gobierno Nacional para llevar adelante las obras de ampliación y puesta en valor de un inmenso predio, que pronto se transformará en uno de los polos de investigación científica, tecnológica, de innovación y transferencia más grandes del país.

La UNLP destinará los $ 140.013.865 que recibirá en el marco del Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria, anunciado esta semana por el presidente Alberto Fernández, en la refacción y refuncionalización de dos edificios ubicados en el ex predio de la Autoridad del Agua, en la zona del denominado Bosque Este de la ciudad. Allí, reconvertirá los antiguos galpones existentes en modernos laboratorios y centros de investigación, transferencia tecnológica, capacitación e incubación de emprendimientos.

Para el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, “la puesta en valor de ambos edificios nos permite seguir avanzando con nuestra política de desarrollo en infraestructura orientada a la investigación, con el objetivo de integrar a toda la comunidad científica y catapultar a la ciudad como un polo de desarrollo e innovación a nivel nacional”.

La UNLP construirá un polo científico, de transferencia e innovación que será modelo en el país

“El fortalecimiento de proyectos de la más alta complejidad, el uso compartido de equipamientos tecnológicos sofisticados y de alto costo, la utilización de instalaciones comunes y otros múltiples beneficios serán puestos al servicio de la ciencia y la tecnología, pero sobre todo de las necesidades que demanda el crecimiento de nuestro país, nuestra provincia y nuestra región”, remarcó Tauber.

La obra en detalle

La intervención arquitectónica se realizará sobre dos viejos galpones de la ex Obras Sanitarias, ubicados en el predio de diagonal 113 entre 64 y 66, que pertenecía a la Autoridad del Agua (ADA) de la provincia de Buenos Aires. Esos terrenos fueron transferidos a la UNLP por la Ley 14.416 de la Legislatura bonaerense.

El secretario de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP, Diego Delucchi, detalló que la obra de refuncionalización y ampliación de los edificios B y C- como han sido denominados-  comprende una superficie total de 4.452 m2.

“El proyecto aprobado prevé la incorporación de una serie entrepisos, lo que permitirá multiplicar su capacidad sin alterar la caja arquitectónica original. Se trata de un aspecto de vital relevancia, ya que aprovecha la nobleza constructiva de la obra original, y a su vez respeta el carácter simbólico de infraestructura productiva”, agregaron desde la Secretaría.

Con un presupuesto de $ 140.013.865,00 y un plazo de obra estimado de 14 meses, “el proyecto fue diseñado aprovechando la construcción preexistente, actualizándola a los requerimientos actuales y dotándola de versatilidad de uso y función a lo largo del tiempo”, señalaron los responsables de Obras.

Una vez refuncionalizados, en los edificios se distribuirán los espacios de manera propicia para la instalación de laboratorios de investigación, incubación de emprendimientos, spin-off, start-up, docencia y capacitación.

“El objetivo fundamental es ampliar y mejorar la oferta de capacidades infraestructurales destinadas a docencia, investigación y transferencia a la comunidad, generando un vínculo fluido entre el conocimiento y el mundo productivo de la región y el país”, remarcó el prosecretario de Planeamiento de la UNLP, Agustín Olivieri.

Y detalló: “la obra es una etapa de crecimiento del edificio actual, contemplada dentro de su Plan Director de crecimiento, por lo que una vez terminada pasa automáticamente a formar parte de la infraestructura del mismo, constituyéndose en una unidad funcional cerrada, autónoma y operativa”.

El predio cuenta con acceso a todos los servicios, inclusive a la red de fibra óptica troncal de la UNLP, por lo que la construcción podrá ser utilizada a pleno una vez concluida la obra.

Cabe recordar que en el ex predio del ADA ya funciona el flamante Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica de Informática, se levanta el Centro Interdisciplinario de Investigaciones Aplicadas al Agua y al Ambiente, y actualmente se encuentra en proceso de adjudicación la obra de recuperación, adecuación y ampliación de una parte de otro de los grandes edificios existentes, donde funcionará FAU-tec, una infraestructura para investigación, docencia y transferencia relacionada con tecnologías de la construcción. Este proyecto será financiado por la Presidencia de la UNLP y la Facultad de Arquitectura.

Los Centros mencionados se integran así al denominado Polo Científico Tecnológico, un espacio de más de 22 hectáreas donde se ubican las facultades de Ciencias Naturales, Medicina, Ciencias Agrarias, Veterinaria y Periodismo, con alta concentración de laboratorios, centros e institutos de investigación que se suman a los de la facultad de Ciencias Exactas e Ingeniería y muchos de ellos son compartidos con Conicet y la CIC.

0
0
0
s2smodern