El Consejo Superior de la Universidad Nacional de San Luis aprobó utilizar el lenguaje no sexista y libre de discriminaciones, “evitando los sesgos androcéntricos” en la administración de la Casa de Estudios local, y amplió el alcance al habilitar el uso de lenguaje no binario en la redacción de textos científicos y académicos.



La medida, que se conoció hoy, se tomó en la última sesión del Consejo Superior donde se hizo referencia a la adhesión de la UNSL a la Ley Micaela, en el marco de lo dispuesto por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que contempla la capacitación e inclusión de la perspectiva de género y tiene como antecedente fundamental, las modificaciones realizadas por la Asamblea Universitaria en el Estatuto Universitario de la UNSL.

En ese contexto, se aprobó utilizar el lenguaje no sexista y libre de discriminaciones, evitando los sesgos androcéntricos, en la documentación de tipo administrativo en las diferentes dependencias de la Universidad, según explicó en un comunicó el Rectorado.

También, se aprobó habilitar la utilización de lenguaje inclusivo y no binario en la redacción de textos científicos y académicos en el ámbito de la Institución, entendiendo que la UNSL propende “al respeto por la diversidad en todo sentido y asume las modificaciones que la sociedad va construyendo históricamente”.

Sobre la decisión, el responsable de las Políticas de Género de la Universidad y secretario de Comunicación Institucional, Claudia Lobo, indicó que la Universidad “dio un paso muy significativo al aprobar la utilización del lenguaje no sexista e inclusivo libre de discriminaciones” y aclaró que la decisión “se enmarca en las políticas que la Institución viene implementando desde su adhesión a la Ley Micaela y que tienden a un proceso de sensibilización de la comunidad universitaria en políticas de género”.

“La norma –subrayó-, permitirá que los distintos claustros puedan usar el lenguaje inclusivo en todo tipo de escritura”. Esto será “seguramente, un proceso gradual” y su utilización “será optativa”.

El Cuerpo Colegiado, constituido en Comisión de Interpretación y Reglamento, sostuvo que el lenguaje “es un proceso de construcción social, por ende dinámico, y que constituye una parte fundamental de identidad colectiva”.

“Desde una perspectiva lingüística es indudable la existencia del dinamismo de los fenómenos y que las sociedades van adoptando los cambios que surgen, reconfigurando el sistema lingüístico como parte primordial de los paradigmas sociales”, señalaron.