La Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos Alternativos y Autopartes (CAVEA), otorgó el certificado de Honor a la UNLP y a los ingenieros Marcos Actis y Guillermo Garaventta, por la promoción de la electromovilidad, impulsando los primeros proyectos de vehículos eléctricos en Argentina.

 

El reconocimiento fue otorgado por la Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos Alternativos y Autopartes por los aportes en el campo de las energías renovables. 

Entre los fundamentos del reconocimiento, se destaca la trayectoria del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA-UNLP) con más de 20 años de trabajo en el campo del desarrollo sustentable y pioneros en la utilización del litio. 

El CTA cuenta con vasta experiencia en el campo de las energías renovables. En lo que va del año, se realizó la conversión de una unidad de transporte de la empresa Nueve de Julio; también se puso en marcha una camioneta convertida para el servicio de recolección de residuos del municipio de Tapalqué. Asimismo, el CTA fue convocado por la provincia de Jujuy para asesorarlos con respecto a la conversión del transporte de pasajeros a propulsión eléctrica.

Uno de los primeros avances vio la luz en 2011, cuando crearon la primera motocicleta eléctrica del país, luego en 2013, el triciclo eléctrico desarrollado en los laboratorios de Ingeniería logró completar su primer viaje de larga distancia, uniendo las ciudades de La Plata y Mar del Plata, por ruta 2. Aquel vehículo, alimentado íntegramente con baterías de litio, superó así una prueba fundamental para evaluar su rendimiento y autonomía.

Además de estas experiencias, en la ciudad de La Plata circula desde hace 4 el Ecobus de la UNLP, que recorre con dos unidades la zona del Bosque para el traslado de estudiantes, docentes y no docentes. Estos vehículos funcionan íntegramente con baterías de litio desarrolladas en Ingeniería y son 100% ecológicos.

Este tipo de alimentación eléctrica del motor no afecta en absoluto el medioambiente, como sí ocurre con los combustibles fósiles convencionales. Así se contribuye a evitar el calentamiento global al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, afirmó Guillermo Garaventta, investigador del CTA y experto en la materia.

Como si fuera poco, la UNLP también participará en el rediseño de componentes y partes, y en procesos de certificación para la optimización del avión Petrel 912i.  Una nave cien por ciento ecológica, que se podrá cargar conectada en forma directa a la red eléctrica y tendrá las mismas prestaciones que los modelos convencionales con motor a combustión.

“Dada la experiencia de la UNLP en desarrollos de propulsión de vehículos con energías renovables -con baterías de litio-, surgió la necesidad de incursionar en la aplicación de estas tecnologías en la industria aeronáutica”, explicó el vicepresidente institucional de la UNLP y director del CTA, Marcos Actis.

 

CAVEA es desde el 2009, la única Cámara en Argentina de representación del sector de fabricantes e importadores, profesionales de la automovilidad, desde sus inicios ha trabajado fuertemente en la promoción de la conversión del transporte público a eléctrico, fomentando la producción y formando profesionales en la materia, “es un gran honor que reconozcan nuestras trayectorias y a la UNLP por todo el camino recorrido en el campo de las energías renovables, desde una institución que aporta tanto a la sustentabilidad, estableciendo estándares de seguridad y calidad con patrones internacionales”, agregó Actis.

Basados en el concepto de vehículo ecológico, los científicos de la UNLP trabajan para validar la utilización del litio como fuente de energía limpia y alternativa a los combustibles fósiles en Argentina. “Nuestra meta es poder imponer la idea de que el litio puede transformarse en un futuro muy cercano en una alternativa energética para la Argentina”, subrayó Garaventta.