Ingeniería avanza en la investigación y producción de acumuladores de energías alternativas para su comercialización en el mercado nacional.

Con el objetivo de promover un sistema de transporte moderno y sustentable se realizó la firma de un convenio entre la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y Mateo Hermanos S.A, una empresa dedicada a la fabricación de baterías automotrices, de la ciudad bonaerense de Ayacucho. Trabajarán en la investigación y desarrollo de baterías de litio para su comercialización en el mercado nacional.

La firma se llevó adelante en instalaciones de la planta industrial. Estuvieron presentes el vicepresidente institucional de la UNLP y director del Centro Tecnológico Espacial (CTA)Marcos Actis, el decano de Ingeniería Horacio Frene, el director de la empresa, Martín Mateo y el ingeniero Guillermo Garaventta.

La iniciativa se da en el marco de los desarrollos iniciados por la Facultad de Ingeniería para la propulsión de vehículos con energías renovables. En ese sentido, resulta imperioso contar con baterías que complementen a los mismos, y sean fabricadas en el país.

De acuerdo a lo que estipula el convenio, tanto el CTA, perteneciente a la Facultad de Ingeniería, como la empresa de Ayacucho, suministrarán tecnología y parte de equipamiento propio para la investigación y desarrollo de acumuladores de energías alternativas.

Se propone estudiar específicamente 3 tipos de acumuladores. De litio, en toda su variedad de tipos y usos; estacionarios, para almacenamiento de energía, y VRLA, para sistemas de alarmas y vehículos eléctricos.

El ingeniero Garaventta destacó que el objetivo principal del convenio es la vinculación entre la empresa y la Facultad para la transferencia de conocimientos, fundamentalmente, sobre el litio. “Asesorar y acompañar en el tema de ensayos de nuevas tecnologías que se adquieran por parte de la empresa para construir baterías de litio y ofrecerlas en el mercado. Por ahora, con pilas extranjeras porque Argentina no fabrica pilas de litio”, aclaró.

Garaventta detalló que “en pri Cambiar editor ncipio, los vamos a asesorar para que puedan realizar la mejor compra internacional y hacer los testeos en conjunto, a partir de nuestros equipamientos en el CTA. La idea es que logren sacar las mejores baterías del mercado, a nivel de calidad, y ofrecerle al comprador toda la información que necesita cuando adquiera por primera vez una batería de litio”.

En esa misma línea, Martín Mateo afirmó que, actualmente, no existen fábricas de baterías de litio en Argentina. Por ese motivo, destacó el compromiso conjunto de “llevar adelante las investigaciones y desarrollos para tener la primera fábrica de baterías de litio para vehículos eléctricos del país”.

La empresa tiene más de 40 años de trayectoria en el mercado automotriz. Teniendo en cuenta dicho recorrido, la Facultad también les brindará asesoramiento en temas de ensayo, equipamiento y aplicación para los diferentes tipos de batería de plomo existentes. “La realidad es que el plomo aún es una opción y no la podemos descartar”, agregó Garaventta.

Cabe mencionar que, recientemente, representantes del CTA mantuvieron un encuentro con directivos de la empresa estatal de Jujuy JEMSE y miembros del equipo de Jujuy Litio con el objetivo de avanzar en el proyecto para la reconversión de ómnibus de transporte de pasajeros con motorización diésel a motores eléctricos, equipados con baterías de litio, para la provincia del norte argentino.

Además, la Facultad de Ingeniería y la empresa de transporte Nueve de Julio están culminando los ensayos preliminares del micro eléctrico, con la misma tecnología, para avanzar con el desarrollo de transporte público sustentable en la ciudad de La Plata. 

Al respecto, Marcos Actis resaltó que el motivo de llevar adelante estas iniciativas es “demostrar no sólo el desarrollo tecnológico aplicado, sino también el desarrollo de la industria nacional, de la parte mecánica y electromecánica y, por otro lado,  de las baterías de litio”.

Para el director del CTA, la reconversión permite hacer modificaciones en vehículos existentes sin tener que traer piezas del exterior. La finalidad es que las piezas cumplan condiciones de calidad y estén hechas en Argentina. Además darle valor agregado al litio, teniendo en cuenta que Argentina es uno de los tres productores más importantes en Sudamérica.