Imprimir

Los casos de hantavirus en la localidad de Epuyén, provincia de Chubut, a los que sumaron otros casos en Salta, Jujuy, Entre Ríos y Buenos Aires, entre los que se encuentra  uno en la localidad vecina de Berisso,  despertaron gran preocupación en la población, por lo que desde la Facultad de Ciencias Exactasde la UNLP se busca aportar claridad sobre el tema. 

La Dra. Rosana Toro, de la cátedra de Virología Clínica de la facultad de Ciencias Exactas, explica los alcances del virus y alerta sobre las medidas para evitar el contagio 

"El hanta es un virus  endémico en nuestro país,  esto significa que es un virus que circula en nuestra región desde hace muchos años, inclusive con casos fatales. Desde la estadística se llaman  esporádicos por la frecuencia con que aparecen. Por lo tanto, los casos que aparecieron en la provincia de Buenos Aires y en el norte del país no están relacionados con el brote que se produjo en la ciudad de Epuyén",  explica la Bioquímica  Rosana Toro, docente de la cátedra de Virología Clínica y Coordinadora del Centro de Testeo de HIV de la Facultad de Ciencias Exactas. 

El virus circula en América , en Europa y en  Asia con diferentes particularidades genotípicas en cada región. En nuestro país circulan dos especies de virus Hanta (Andes y Laguna Negra) y al menos 10 genotipos virales diferentes, 8 de ellos han sido asociados al síndrome cardiopulmonar por hantavirus: Andes sur; Andes lechiguanas, Andes Buenos Aires (HU39694), Andes Central Plata, Andes Orán, Andes Bermejo, Andes Juquitiba y Laguna Negra.

El virus "Andes sur" tiene la particularidad de la transmisión de persona a persona, además de las habituales de orina, heces y mordeduras de roedores y es en el único lugar  del mundo en que se  logró evidenciar esta característica. La Dra. Toro recuerda que a partir de un brote de hantavirus que hubo en 1996 en  la localidad de El Bolsón, se pudo demostrar este tipo de transmisión estableciendo el nexo epidemiológico entre las personas infectadas, confirmado posteriormente por estudios moleculares, a partir de un caso índice.

En la provincia de Buenos Aires, en las provincias del Norte y la Mesopotamia  circula un virus cuyo genotipo es diferente al "Andes sur", y no se conocen casos de transmisión entre humanos. 

La clave es evitar el contagio

El hantavirus es preocupante porque  que no hay vacuna, ni cura, ni tratamiento específico para enfrentarlo, lo único que se puede hacer es aplicar medidas de sostén del paciente mientras el virus hace su evolución. Por eso es fundamental la prevención  para evitar el contagio.

En este sentido Rosana Toro destacó la importancia de evitar el contacto con roedores, manteniendo  los espacios de alrededor de la vivienda limpios, sin basura ni pastos altos, ya que el virus se transmite por el contacto con la orina y las heces del ratón colilargo. 

"Es importante que tener en cuenta  que la población puede tener contacto con los roedores sin darse cuenta, tal vez cortando el pasto o desmalezando, por eso una de las medidas de prevención es hacer esta actividad con barbijo o pañuelos que impidan aspirar el virus. Otro lugar común de contagio es al ingresar al galpones o espacios cerrados, muchas veces con el objetivo de realizar una limpieza. En estos casos se recomienda abrir munidos de barbijo o pañuelo húmedo, dejar ventilar por media hora y utilizar lavandina diluida en 1 parte en 9 de agua, para limpiar el lugar", explicó la profesional.

"En el caso de encontrar roedores no hay que intentar agarrarlos, si se presume su presencia hay que poner trampas o veneno, y  cuando se encuentra un animal muerto hay que manipularlo con guantes y barbijo, rociarlo con lavandina, esperar 30 minutos y enterrarlo a 30 cm de profundidad o quemarlo.

Por su parte, quienes decidan acampar, deben buscar en zonas desmalezadas, no dormir sobre el suelo y  no dejar basura en la zona", agregó Rosana Toro.

Un problema de salud pública

"Desgraciadamente en salud se trabaja tras las noticias, y ahora seguramente  vamos a ver campañas  sobre hantavirus, pero estas deben ser permanentes. Si bien estos brotes no se pueden prevenir porque dependen del equilibrio ecológico, sería importante hacer campañas de desmalezamiento y limpieza en todos los barrios,  y para esto es necesaria la presencia del Estado Municipal, Provincial y Nacional", afirma la docente.

El sistema de Salud esta preparado para reaccionar frente a los  casos y derivar a los laboratorios especializados las muestras de los pacientes sospechados de padecer la enfermedad, por eso es importante que si se evidencian síntomas como fiebre, gripe, dolor de cabeza,  náuseas, decaimiento, dolores musculares y/o diarrea, se realice la consulta médica. Y hay que tener en cuenta que estos síntomas pueden aparecer hasta cuatro semanas posteriores a infectarse con el virus.

Fuente: Prensa Facultad de Ciencias Exactas UNLP 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s