Buscar en las noticias

Radio UNLP en vivo

 

Escucha Radio Universidad AM1390

 

La ciudad de la Plata vivenció otra tormenta repentina de gran intensidad que  causó destrozos materiales diversos, sin víctimas fatales. Aquí, los registros meteorológicos de la Estación La Plata Observatorio y una explicación del Dr. en Cs. de la Atmósfera Alejandro Godoy, profesor de esta Facultad.

La Dra. en Geofísica Nora Sabbione, titular del Departamento de Sismología e Información Meteorológica, informó que "la precipitación principal registrada en La Plata Observatorio, la estación meteorológica de esta Facultad, se desarrolló a partir de las 19:40h del día 22 de febrero hasta las 01:20h del día 23 de febrero. En ese tiempo la precipitación acumulada fue de 100,2mm. Destacándose que entre las 20 y 21hs se produjeron las mayores intensidades, o sea la mayor cantidad de agua caída por minuto. 
En referencia a los vientos, la mayor ráfaga registrada en nuestra torre meteorológica, a 40m sobre el nivel del mar, fue de 103 km/h, entre las 19:55h y las 20.00h del día 22 de febrero. El rumbo predominante del viento para ese instante y de las mayores ráfagas registradas fue Sudsudoeste, siendo los rumbos predominantes durante el evento Sur, Sudsudeste y Sudsudoeste".

Supercelda, una tormenta que resultó dañina para la ciudad platense

"Lo que ocurrió el viernes fue una tormenta que se conoce como supercelda, son tormentas de gran desarrollo y que ocurren por la conjunción de ciertas condiciones particulares. Si bien la posibilidad de tormentas ya estaba pronosticada, este tipo de tormenta se origina tan rápidamente que los alertas se dan treinta, quince minutos antes".

Sobre qué factores deben darse para que esto suceda, el Dr. Godoy explicó que una masa de aire cálida muy inestable y un fuerte contenido de humedad, hace que la atmósfera sea favorable para el desarrollo de una tormenta, "la otra cuestión importante es la intensidad de los vientos y su altura en la atmósfera que favorecen la rotación de las tormentas. Esta supercelda se desarrolla en la vertical y presenta también posibilidad de granizo. Las superceldas pueden dar origen a un tornado, situación que no se dio en La Plata pero sí hubo fuertes movimientos de descenso, que se conocen como corrientes de descendientes que favorecen las ráfagas de viento tan fuerte".

Es difícil hacer un modelo de pronóstico, al ser un fenómeno de una escala muy chica, generalmente de menos de 10km en la horizontal y llegando a 1km como fue la tormenta en La Plata.

Las alertas del Servicio Meteorológico nos permiten unos 15 minutos de antelación para poder avisar a las autoridades que se está desarrollando la tormenta y a qué lugares se va a mover. Dicho Servicio emitió un mensaje para toda el área. "Fue una tormenta aislada con una fuerte lluvia y caída de granizo, lo cual causa mucho destrozo en la ciudad".

El contexto actual de cambio climático genera eventos cada vez más severos porque la atmósfera es más desfavorable para el desarrollo de tormentas. "Por supuesto que estamos en verano -agrega el Dr. Godoy- donde la atmósfera es más favorable para el desarrollo de tormentas. Más allá del acuerdo o no entre científicos sobre el cambio climático, la atmósfera tiene más contenido de calor, o sea más energía, entonces dinámicamente hay más posibilidades de que se den eventos de este tipo".

Alejandro Godoy es Profesor de la cátedra de Meteorología Sinóptica (FCAG-UNLP). También trabaja en el Servicio Meteorológico Nacional.

 

0
0
0
s2smodern